12 nov. 2017

Intento unión Ormazarreta I y Ormazarreta VI

El pasado mes de Octubre y aprovechando el estiaje prolongado del veroño, nos vamos a intentar la unión de estas 2 cavidades de más de 400 metros de desnivel en las que sus sifones terminales tan solo están separadas por unos 20 metros según nuestras topografías.

Este video ha sido editado por Sasitroka y en el se ve perfectamente en que consistió la exploración, así que como una imagen vale más que mil palabras aquí lo tenéis.

29 jul. 2017

garcés 2016-2017

Un año más todo listo para comenzar la campaña de exploración en Ordesa.


Exploración Cueva de Garcés 2016 from jose javier on Vimeo.
El 2016 conseguimos parte de los objetivos propuestos.

-Sima Pastores:
A pesar de forzar la estrechez, esta se nos cerro para siempre pocos metros más adelante

-S60:
Descendemos y revisamos esta sima, en la que volveremos en 2017

-Garcés:
 Buceamos en 2 ocasiones el tercer sifón logrando avanzar 208 metros (dirección Norte) y -20 metros en el punto más profundo. La continuación por este punto se nos antoja complicada.
El último día de campaña encontramos una galería superior junto al tercer sifón que tras una escalada nos permite avanzar unos 400 metros hasta llegar a otros sifón colgado. No nos da tiempo a revisar varias galerías laterales en las que puede estar la clave de continuación de la cavidad. 2017 nos dirá!!!!

Para este 2017 la propuesta principal es ver cuanto podemos avanzar por la galería del cartel. Tenemos varias incógnitas (galerías laterales, una escalada y otro sifón) y por otro lado revisar la zona del Refugio de Góriz y faldas del monte Tobacor para localizar y explorar alguna cavidad que pueda comunicar con el río de Garcés evitándonos explorar con medios subacuáticos.

Actualmente la cueva de Garcés tiene 2400m y 108m de desnivel positivo. Esperamos a lo largo de este año publicar las memorias de las exploraciones.

18 jul. 2017

EXPLORACION SURGENCIA OSINBERDE (23-25 JUNIO 2017)


osinberde junio2017 from ebelzunce on Vimeo.


La surgencia de Osinberde, situada en la falda del monte Txindoki en Gipuzkoa, fue explorada en 1986 por Aranzadi y más adelante por el grupo Tritón, quienes lograron superar el primer sifón y bucearon también en el segundo,  tras superar la cascada intermedia e instalar una tirolina que facilita enormemente el porteo entre estos dos sifones.

En 2013, miembros del Club Otxola de Navarra, retomamos la exploración y tras sucesivas inmersiones, fuimos superando sifones, explorando las galerías aéreas y topografiando la cavidad para intentar conectar con la sima de Ondarre, ya que sabemos que el agua de Osinberde es la del río subterráneo de esta sima.

Del 23 al 25 de Junio, volvimos allí con la intención de llegar un poco más lejos. La campaña anterior, dejamos la exploración en una galería aérea con una paso delicado, tras el cuarto sifón. Queríamos también cambiar las cuerdas fijas de la cavidad y topografiar lo que exploráramos. Además y para complicar aún más las cosas, nos propusimos grabar un pequeño vídeo, para que todo el mundo pudiera ver  lo bien  que nos lo pasamos ahí dentro y las maravillas con las que nos encontramos.

Para acceder a la surgencia, hay que subir en vehículo todoterreno y de ahí caminar por una canaleta durante dos kilómetros.  No es duro pero se hace pesado, ya que hay que ir muy atento para no caerse.

Estábamos tres personas para esta exploración. Los tres accederíamos hasta el S2 y a partir de ahí, dos de nosotros llegaríamos hasta el S4, para seguir juntos a buscar el S5 y bucear en él.

El primer día llevamos casi todo el equipo  hasta la entrada. En total diez botellas , tres equipos de buceo, tres equipos de progresión vertical, dos petates con cuerdas, material de instalación, un punto caliente, comida, un equipo de topo, iluminación, etc, etc.

El segundo día sonó el despertador de la furgo a las seis en punto. Desayunamos todo lo que pudimos y en un último porteo, acabamos de llevar todo a la entrada y empezamos los preparativos de rigor.

Tras superar los problemas iniciales, una botella que fuga y un grifo que no abre, nos metimos a eso de las diez. La última vez fue en el 2014, así que dábamos por hecho que el hilo estaría muy deteriorado por las crecidas. El primer sifón (120m/-19m) fue un puro trámite, ya que el hilo estaba bastante bien y la visibilidad muy buena. A Oskar no le pareció así ya que iba con neopreno y el agua a diez grados le pareció un poco fresca.

Otra vez allí, al pie de la cascada que hay entre el S1 y el S2, con un montón de equipo de mucho peso y colocándonos los arneses y los hierros para jumarear y pasar los pasamanos. El reloj sigue corriendo y no sé a qué hora estábamos comiendo algo frío y semimojado en la entrada del S2. Después de comer y sin café, pactamos con Oskar un tiempo máximo de seis horas a partir de ese momento y Josi y yo nos metemos en el S2 (110m/-14m)a disfrutar de nuevo  del buceo. Salimos a la burbuja siguiente tras reparar el hilo en un par de puntos y, sin quitarnos el equipo, reptamos por la grieta estrecha que da acceso al S3, dejando ver el efecto de las comilonas invernales. Recuperamos el aliento y nos metemos en el S3.

Aumentamos un poco la concentración porque estaba claro que el hilo iba a estar muy mal, hay que bajar a más de cuarenta metros y con el aire que llevábamos no queríamos entretenernos más que lo justo. Josi se encarga del hilo y yo grabo y vigilo el curro. Enseguida se da cuenta de que lo mejor es instalar un hilo nuevo y fraccionarlo lo mejor posible, con lo que perdemos un poco más tiempo y gastamos un poco más de aire de lo previsto en superar el S3 (140m/-42m).

Después, otra burbuja más que se pasa a cuatro patas sin quitarnos nada y entramos en el S4. De nuevo hilo nuevo  y pasamos el S4 (55m/-20m) sin contratiempos.

Nos desequipamos, ahora sí, y progresamos por galería aérea a través de un par de lagos y una zona de bloques, hasta el punto final de la exploración anterior. Es un paso donde hay que hacer una trepadita y como la última vez, estaba solo y se me echó el tiempo encima, decidí no seguir. Pasamos fácilmente y remontando el río caminando por terreno sencillo, llegamos al esperado S5. Replanteamos las cosas debido al exceso de aire gastado al tener que reinstalar para llegar allí y decidimos que entra Josi a bucearlo. Volvemos a por el equipo de Josi y lo trasladamos a pie de sifón. Entra y ahora soy yo el que se queda esperando. Tarda demasiado lo que significa que ha pasado el S5 y está explorando detrás en galería seca, así que aprovecho para dormir un poco. El ruido de las burbujas me despierta, enciendo la cámara y la meto en el agua para grabar la vuelta y sus impresiones del tramo explorado.

Ha pasado el S5 (45m/-6m). Después en galería seca ha recorrido unos 120 metros remontando el río y un par de saltos de agua pequeños y ha llegado a un nuevo sifón, el S6, que le da la sensación que empieza muy vertical. Ha decidido no explorarlo porque la zona aérea tiene su riesgo yendo solo y tampoco tenemos aire como para mucho más.

Palmadita en la espalda, alegría por haber llegado más lejos y lo celebramos con un par de geles y un bote de no sé qué líquido proteico. Nos queda hacer la topo pero, oh desilusión, el clino se ha rajado, ha perdido el líquido y sólo sirve para demostrar que Josi ha pasado un buen invierno y las apreturas de la cueva las ha sufrido la tecnología topográfica.

Poco a poco, deshacemos todo el camino de ida para ir a encontrarnos con Oskar, que debe estar pasmado de frío después de tantas horas con el neopreno mojado. Nos lo tomamos con calma, sabiendo que no hay que cometer errores. Estamos lejos, con cuatro sifones intermedios,  otras tantas burbujas, una cascada de quince metros y sabemos que un rescate allí es difícil y sobre todo muy lento. El caso es que cuando asomamos la cabeza tras pasar el S2, nos encontramos a Oskar acalorado, porque no ha parado ni un minuto de reinstalar todo lo reinstalable y algo más.

Se pone contento con las buenas noticias, se peina un poco los rizos, comemos más barritas y más comida semimojada y volvemos a la tirolina para bajar todo y ponernos a pie del S1. Buceando detrás de Oskar, pienso en si será de día cuando salgamos porque ya no sé qué hora es. Y sí, aún es de día, mira qué bien. La luz del sol aún nos deja meter todo en los petates y ya con los frontales, volvemos al coche por la canaleta.

Y pasa lo de siempre. Que cuándo volvemos, que yo paso, que yo no, que hay que volver con los rebreathers, que mejor en abierto, que por arriba, que por abajo, que más gente, que más botellas, cuida que te caes, mejor con el Disto, que hambre tengo, cuida que te caes, mejor portear todo mañana, cuida que te caes…

Son las doce de la noche. Comida rica y caliente encima de la mesa, también vino casero. Así y oliendo a jabón de ducha ya se ven las cosas de otra manera. Vamos a volver, en Septiembre, falta decidir cómo.

Oskar Latasa, Josi Olave y Eliseo Belzunce. Club Otxola.

13 jul. 2017

ARTZAINZULO. EXPLORACIÓN SIFON TERMINAL

Habitualmente visitamos esta famosa cueva de Aralar, normalmente con gente que esta empezando con la espeleo, y una y otra vez nos quedábamos mirando el rio con ganas de poder seguir ese agua y llegar al anhelado colector del sinclinal central de Aralar. Durante décadas diferentes generaciones de espeleólogos han intentado encontrarlo pero a pesar de la gran cantidad de cuevas de la zona a día de hoy no se ha localizado.

En el fondo de Artzainzulo existe un sifón que aunque no está situado en el río de la cavidad tiene pinta de ser un vaso comunicante ya que mantiene el nivel. Es bastante estrecho y aunque no tiene una pinta muy esperanzadora pues debido a lo fácil que resulta llegar a el nos decidimos a explorarlo para ver si hay una posible continuación por el.

En el mes de junio montamos una exploración exprés e instalamos la cavidad, buceamos y desinstalamos todo en el día. A pesar de las lluvias del día anterior el sifón sigue limpio. Eliseo se equipa en la repisa del último pozo con traje seco y desciende el pozo que termina en el sifón. A pesar de estar asistido por 2 personas para equiparse la labor resulta muy complicada y poco a poco el sifón se va ensuciando. Eli comienza la inmersión y al moverse en el agua la visibilidad se vuelve completamente nula. A pesar de ello trata de avanzar por la diaclasa pero no encuentra paso y en poco más de 5 minutos regresa a la superficie.

La verdad que viendo el sitio casi nos alegramos de que aquello se termine. Desinstalamos todo y regresamos a casa con una incógnita menos en nuestros sueños de espeleólogos.

Participantes: Oskar, Eliseo, Iñigo, Felix, Isaac y Jotas


Artzainzulo from jose javier on Vimeo.

Crónica de Eliseo Belzunce (buceador)

Buceo en el sifón terminal el 6 de Junio de 2017, después de bajar hasta allí con Jotas, Oskar, Barbarin, etc.
El acceso el sifón es complicado, ya que hay que rapelar un pozo de unos diez metros y no hay una repisa buena para equiparse. Jotas y oskar bajan antes, recepcionan el equipo y después bajo yo, me quitan el arnés y entro con mucho cuidado en el agua donde acabo de colocarme las botellas.
A pesar de todo, el agua se enturbia mucho y la visibilidad es  de menos de un palmo desde el inicio. A ciegas, desciendo despacio verticalmente y procurando no empeorar las cosas. Bajo hasta una profundidad de -6m sin encontrar continuidad.
Es muy posible que sea a causa de la falta de visibilidad, pero tampoco veo la manera de hacerlo mejor. Salgo a los pocos minutos recuperando el hilo.
La conexión con Aitzarreta tendrá que esperar.
Material usado: traje seco, arnés de buceo lateral, 2x6 litros a 300bar.

24 may. 2017

NUEVO -400. ORMAZARRETA 6

Ya tenemos los resultados!!!! Todo comenzó el año pasado cuando tras revisar Ormazarreta 6, conseguimos forzar un paso estrecho (paso de la resaca) a unas pocas decenas de metros de profundidad.
 
Tras este paso, la cueva nos permitió ir avanzando poco a poco hasta finalizar este fin de semana en una zona inundada de agua en la que nos es necesario neopreno para poder continuar. Actualmente estamos a -412 metros de profundidad y hemos avanzado algo más de 1 kilómetro. Tenemos una nueva gran cueva que podría estar situada entre las 12 simas más profundas de Navarra.
 
La sima intercala zonas de meandros bastante estrechos con pozos algunos de ellos majestuosos, como el Pozo Tartxan de 73 metros y el Pozo del Hablador de 30 metros. A partir de aquí, complicados meandros desfondados nos han hecho sudar de lo lindo hasta llegar a unas galerías muchos más cómodas y amplias en su tramo final.
 
Para que no se nos olvide donde estamos la cueva nos regala en su tramo final una penosa gatera que lo suyo nos ha costado pasarla removiendo piedras y piedras, hasta que por fin la semana pasada conseguimos avanzar hasta llegar a una galería perpendicular inundada de agua. ¿Se tratará del colector de Ormazarreta?
 
Al llegar a casa con los datos topográficos ¡SORPRESA!. Estamos a tan solo 20 metros del sifón de Ormazarreta 1. La galería requiere de neopreno para poder continuar ya que cubre entero y el techo esta muy cerca del agua. De momento vemos continuación aunque no sabemos si se sifonará. Lo que si parece claro es que buceando tenemos muchas posibilidades de conectarla con Ormazarreta 1. El tiempo dirá y quien sabe si conseguiremos salir a la parte desconocida del colector entre Ormazarreta y Pagomari.
 
 

 

La cueva presenta tramos muy exigentes

Topografía Ormazarreta 6
Boca de entrada

Pozo del hablador. 30m


Salalita del picoteo a -290

Zona inundada a -412m
Ormazarreta 1 y 6. Como se ve en la imagen apenas unos pocos metros separan su unión en su parte final








 






Flores de Yeso a -400

28 abr. 2017

Semana Santa por CUENCA


Esta vez toca una miradita a Cuenca. Tras valorar varios destinos para los días festivos de semana santa nos decidimos por Cuenca. Las razones: está cerca (si lo comparas con Cádiz, por ejemplo), no hay tumultos (no es Guara ni Salou),  hay muchos "furgoperfectos" (aunque insitu parecen mas "crimenperfectos"), las casan están colgadas, las ciudades encantadas... es... tiene... hay... No nos engañemos: no tenemos ni idea de como es Cuenca. Así que, ¡a lo que surja! Disfrutaremos de... de la compañía por lo menos, ¡y no es poco!
El miércoles salimos de Iruña a medio día y llegamos a Villanueva de AlcorónLocalizamos el refugio de la Zapatilla donde íbamos a dormir y tras echar una legañada cenamos unas fabes para coger energía y a sobar bien lejos de ese sitio que da bastante mal rollo (hay que decir que de día gana bastante, y también puede influir que lo ojeamos con la linterna del móvil teniendo miles de lúmenes a mano).
El jueves, primer día de actividad, nos estrenamos en la sima de Manuel Mozo , debe de ser la sima mas visitada de Guadalajara, que no es Cuenca, aunque está tocando, y la verdad es que nos deja con ganas de mas. Es un pozo de 90 metros que acaba en un meandro bastante estrecho y jugón, pero no es demasiado estética y el meandro si te lo encuentras en exploración segura que le sacas chustas, pero en modo turista se hace cansino.


¿Y para esto hemos venido a Cuenca?


El viernes seguimos por la misma zona, nos acercamos al "sumidero" junto a Pozuelo, una sima muy bonita y bastante concurrida (sobre todo la boca) porque se trata de un sumidero (no se si había quedado claro) espectacular. Un río desaparece en forma de cascada por un agujero bastante tocho y al lado hay otros dos pozos que van a parar a la misma sala. De allí hay que seguir el agua por un meandro hasta el sifón final. Además de ser bonita es muy entretenida, sobre todo instalar y desinstalar los "pasamanos  atléticos", y la sala del sifón impresiona porque es muy alta y en el techo hay todo tipo de materia orgánica encajada desde la última vez que subió un poco el nivel del agua.

Uno de los pozos de entrada al sumidero.




 


Impresionante pozo de entrada




Dos días de cueva, el barro se va acumulando en el pelo y los orificios corporales... está claro que toca barranco, y no por vicio sino por higiene. Cambiamos de zona y el sábado nos bajamos hacia Beteta, al barranco de Poyatos o también conocido como barranco de la Dehesa. Ese día no damos cuenta de una cosa: Normalmente si viajas en semana santa (y sino seguramente también) ves procesiones de feligreses por doquier. Pero este viaje ha sido diferente, hemos visto muchas, muchísimas procesiones, pero no tenían nada que ver con las de túnica y capirote. Estas eran mucho peores. Procesiones de seres en hilera en las que el primero es el guía, el segundo le muerde los pelillos del culo al primero, el tercero al segundo... y así sucesivamente. ¡Con la procesionaria nos topamos! o mas bien: la procesionaria nos topó. Eramos conscientes de la peligrosidad de los penitentes peludos y los esquivamos, pero los malditos pelos no se ven, así que los estragos no tardaron en llegar. Primero unos estraños picotazos, luego mas, y mas, y mas... cada día que pasaba aumentaba la rojez de algunos culos, codos, cuellos... nadie estaba a salvo. 


Pedazo Jacuzzi que nos encontramos!!!!


La guerra estaba declarada, pero el enemigo atacaba por todos los flancos, hacía incursiones nocturnas a los sacos de dormir, se agazapaba al acecho en las alfombrillas de las furgos, se frotaba los pelillos en los neoprenos mientras se secaban al sol... Un caos! Y mientras tanto solo podíamos atacar, digo... arrascar.


Domingo de resurrección, buen día para ir a " Mata asnos". Otro sumidero por el que desaparece un río (y este aún tiene mas cauce y el desagüe mas estrecho...). ¡Menos mal que nos acompaña el buen tiempo y no hay previsión de tormentas!
Esta sima es la que mas nos impresionó, la mas bonita y divertida sin duda. Hay unos 4 pozos que hay que instalar, con sus pasamanos, y el resto consiste en buscar el paso en oposición. También hay una zona con varios pasamanos que actualmente están instalados, que de no ser así complicarían la visita bastante. La primera sala es amplia, pero un vez te adentras en el meandro no hay nada grande hasta las galerías finales, donde se sifona la sima. Muy recomendable, eso sí, ¡ojo a la previsión del tiempo que desde la boca hasta el sifón se ven piñas en el techo! (lo que no se veía era procesionaria, mira, por fin un sitio libre de pelos!)



Opositando para llegar al último pozo.

Sima muy deportiva y bonita

Grandes galería inferiores donde te pegas un buen paseo


Esa noche nos acercamos a Cuenca capital a ver las casas colgadas, y al día siguiente vamos al barranco del Júcar que no parece gran cosa en el croquis pero insitu... lleva mucha agua. Efectivamente no es la oscua pero pasamos un buen rato salto va, salto viene.

Paredones del cortado.




Y si, los culos, codos, cuellos... volvieron rojos, rojos y las uñas también de tanto arrascar. Pero no hay nada que el tiempo lo cure, y si lo acompañas con una banderilla de corticoides ¡infalible!


*A tener en cuenta para la próxima: pino malo, pino con adornos blanquitos peor, las procesiones bien lejos y por si acaso siempre las uñas largas.




Agradecer al Club de Espeleo Viana y su fabulosa web http://clubviana.mejorforo.net de donde pudimos completar la información que llevábamos del libro "cuevas de la zona centro" de Isidoro Ortiz. En la web encontramos info con las nuevas instalaciones, accesos, tracks...... un lujo. Gracias!!!!!

10 ene. 2017

EXPLORACIÓN NACEDERO DE FRANZISITURRI, ANOTZ (NAVARRA)


19-21 de diciembre de 2016

Con condiciones meteorológicas estables y tras una etapa anticiclónica con muchas nieblas matinales, organizamos esta exploración con la intención de progresar en el pozo terminal, tras la punta realizada en diciembre del año pasado.

Tenemos tres días y somos cuatro, así que buceamos dos cada día para ver si con suerte, salen las cosas bien y podemos avanzar unos metros.

 


DIA 19 – REPARACION DEL HILO HASTA -40

PARTICIPANTES: ELISEO Y CARMELO.

Introducimos los equipos con 2 etapas, NITROX 50 y TX 18/45 y diluyente con AIRE. Las etapas son éstas para evitar porteos los días posteriores y  dejar en -21 el nitrox 50.

Reparamos el hilo en 3 puntos, dos en la parte sinuosa y el tercero en -40.

DATOS:

Nivel de agua del sifón, 50 cm por encima de la placa de referencia. En la salida a unos 30 cm por encima. Hora de entrada sobre las 11h.

Tiempo total 75 min

Profundidad media 17m

Temperatura 11º

Visibilidad muy buena

 

DIA 20 – REPARACION DEL HILO HASTA LA PUNTA A -67

PARTICIPANTES: JOSI, JOEL, ELISEO Y CARMELO

Porteamos el material de Josi y de Joel.

Bucean Josi y Carmelo.

Colocamos 2 Etapas de O2 a -6.

Llevamos 2 Etapas de TX 18/45 cada uno, una para el viaje y otra para dejar en la cabecera del pozo terminal, con el fin de explorar al día siguiente. Queda así instalada la cueva con las botellas de seguridad a -6, a -21 y a -43, éstas últimas en la cabecera del pozo terminal.

Reparamos el hilo en un solo punto, que es el tercer y último pozo corto de la zona de -43, justo antes de la plataforma estrecha (en altura) que finaliza en la cabecera del pozo terminal.

 

DATOS:

Nivel en  la entrada del sifón, 1m por encima de la placa habitual, en la salida el nivel había bajado hasta la placa.

Hora de entrada sobre las 13h

Tiempo en punta después de la reparación en el min. 58

Tiempo total de inmersión 160 min.

Descompresión a -6 = 45min

Profundidad media 24m

Profundidad máxima -63m

Temperatura 11º

Visibilidad regular en la parte sinuosa, y muy buena a partir del tubo

 

DIA 21 EXPLORACION DE PUNTA DE -67 a -85

PARTICIPANTES JOEL , ELISEO Y CARMELO

Son las 7.30 de la mañana cuando nos juntamos en el parking. Aún es de noche y nos invade la pereza momentáneamente. Por suerte, todos los equipos están preparados desde el día anterior junto al agua y sólo hay que hacer el chequeo a los rebreathers, alguna cosilla de última hora y ponernos los trajes.

El plan es claro. Bucear juntos y progresar hasta la punta de exploración anterior. Después, yo iré colocando el hilo y Joel topografiando. De camino, hay que ir comprobando las botellas de seguridad intermedias, acortando en lo posible el tiempo de paso en las zonas profundas para no acumular mucha descompresión y tener más tiempo para explorar. La profundidad máxima posible es -85m y daremos media vuelta con 80 minutos de descompresión, lo que supondría una inmersión de unas tres horas.

El agua está a diez grados, el estrés respiratorio va a ser alto, la cabeza no está al cien por cien estos días y no queremos un plan muy ambicioso difícil de cumplir. Mejor ir poco a poco, estamos al lado de casa y podemos volver cuando queramos.

Contamos con Carmelo en el exterior  que nos facilita mucho la tarea de equiparnos. Parece que todo va bien, solucionamos una pequeña fuga en un diluyente por una junta tórica y por fin descendemos por la rampa de entrada para sentir el placer de poder estar bajo el agua unas cuantas horas.

A -6m, comprobamos las botellas de O2 y hacemos el chequeo de las células. Todo va bien.

Anotz es una cueva preciosa. Es pequeña y apretada pero da gusto bucearla. Ya conocemos cada piedra, cada giro, cómo colocarnos en los pasos estrechos. Pierdo la concentración muchas veces en los 300 m iniciales en los que no pasas de -15m. Me pasan muchas cosas por la cabeza por los malos tragos de esta semana y me cuesta concentrarme. De momento, la cueva es un puro trámite. Ni siquiera la restricción que hay antes del primer pozo, me hace centrarme. La conozco bien y pasamos por ella sin casi parar. Buceo despacio, sin prisa, comprobando de vez en cuando que Joel me sigue sin problemas, disfrutando de veras de poder estar ahí.

Llegamos hasta la cabecera del primer pozo a -13m e iniciamos el descenso. Paramos a -21m a comprobar las botellas de nx50 y seguimos. Enseguida la cabeza se pone en modo alerta y llegamos hasta el fondo a -58m. Allí empieza la inmersión de verdad, ahora hay que concentrarse, aumentar el ritmo y hacer todo bien. No conocemos tanto esta parte y me fijo en detalles que no me había dado cuenta hasta ahora. La parte final me sorprende especialmente porque no la recordaba tan baja. Se pasa bien pero hay poca altura durante muchos metros. Aparecen las botellas de trímix dejadas ayer por Carmelo y Josi, señal de que hemos llegado a la cabecera del último pozo a -42m.

Nos damos el ok y empezamos a bajar. Hay que ir colocándose bien ya que es estrecho al principio. Llegamos a -67m, punto final de la exploración del 2015. Ato el carrete y comienzo a explorar. El pozo sigue vertical y unos metros más abajo las dimensiones aumentan mucho, hasta el punto de tenerme que colocar en el centro para poder ver bien las paredes. Enseguida, fracciono en un pico muy bueno y sigo bajando hasta una plataforma a -82m. Ato en una piedra, veo con resignación la profundidad y bajo los tres metros que me quedan hasta -85m. Desde ahí puedo ver una segunda plataforma ocho o diez metros más abajo y veo también una continuación vertical y clara que se va más allá de los -100m.

El pozo es una preciosidad, las dimensiones son muy grandes.

Se acabó, no tenemos diluyente ni bail-outs para ir más profundo hoy. Miro hacia arriba, Joel baja topografiando y yo recupero el hilo hasta llegar a -82m. Hago una gaza porque sé que volveremos, corto, miro de nuevo a mi alrededor para grabar en la memoria este lugar y empiezo el retorno. Joel y yo nos juntamos enseguida y subimos hasta el comienzo del pozo. Recuperamos las botellas de trímix dejadas por Josi y Carmelo por si acaso y seguimos hacia la salida. No hay prisa, es importante no cometer errores y poco a poco y recuperando también las botellas de Nítrox50, llegamos hasta la última parada de -6m. Subimos la presión parcial a 1.6 para salir antes y mejor y pasamos entretenidos los 40 minutos que nos quedan, escribiendo datos e intercambiando impresiones en la pizarra.

Fuera está Carmelo que nos ayuda a sacar del agua las diez botellas que llevamos y el resto del equipo. El nivel ha subido más de un metro mientras buceábamos y no se está cómodo, así que sacamos todo al exterior sin entretenernos mucho. En cuatro o cinco porteos, bajamos todo a los coches.

Se acabó por esta vez. Lo hemos pasado bien, hemos hecho tres inmersiones muy buenas y ahora buceamos mejor. La siguiente a -100m.

DATOS:

Nivel de agua del sifón en la placa de referencia. En la salida a unos 120 cm por encima.

Hora de entrada sobre las 11h.

Tiempo hasta -67m: 50 min

Tiempo total de inmersión 160 min.

Descompresión a -6: 38min

Profundidad máxima: -85m

Temperatura: 10ºC

Visibilidad buena en la parte sinuosa, y muy buena en el pozo terminal.

Desarrollo sumergido de la galería principal: 589m

Bucean Joel y Eliseo