18 ene. 2016

BASAZELAIA

    Vamos a realizar una visita a esta sima que sin duda será una de las menos descendidas de la sierra de Urbasa. Entramos por la carretera-pista de Otsoportillo, la cual se nos hace interminable cada vez que transitamos por ella, casi doce kilómetros tienen la culpa. Aprovecharemos la bonanza del clima de este invierno para almorzar en las mesas exteriores del refugio de Bardoitza, ya que nos viene de camino.

 
     Del refugio seguiremos por la pista, a la altura de la chabola de Imaz cogemos la desviación por la pista de Olderiz que pasa por el interior de un pequeño pinar, hasta encontrar otra desviación a la derecha hacia la senda de Arróniz (trayecto con todoterreno, se puede acortar andando por el bosque este último tramo). Damos con la sima en el interior de un hayedo a la que llegamos con el 4x4 a escasos 15 metros. Es una dolina de amplias dimensiones con forma de embudo ovalado. Nos adecuamos el equipo y nos aseguramos al mejor árbol de la cabecera. Enseguida vemos que tendremos varios roces que evitar, así que la mejor opción será montar un desviador desde otro árbol para centrar el tiro de la cuerda.
 

    Bonita vertical de entrada con parte del techo formando una pequeña bóveda, tocamos suelo en una buena rampa de derrubios bastante colmatada de detritus orgánicos del bosque. Descendemos la rampa por un lateral y nuestra visión se centra al frente para buscar la continuación. Nos llama la atención unos bloques con forma cúbica con una pequeña abertura lateral por la que tendremos que pasar.
 

    Entramos en una diaclasa dando a una nueva vertical. Aquí las paredes se encuentran colmatadas de costra estalagmítica por lo que montamos un pequeño puente roca que será suficiente para bajar hasta el fondo de la sima. Esta última vertical nos deposita sobre un mini cono de derrubios a 81 metros de profundidad; a ambos lados encontramos huesos que pueden ser de murciélagos, cantos rodados y un pequeño remanente de agua recogido de los goteos.
 

Texto y fotografías: Luís Marín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada