22 abr. 2015

FORAT DE L´OR

EXPLORACIÓN FORAT DE L´OR (20-22 DE MARZO DE 2015)
  
    Por fín, tras llevar al límite las tarifas de teléfono y datos de nuestros móviles, nos presentamos una vez más en el Congost de Terradets, en Camarsa, la Noguera, Lérida, para intentar explorar más allá de lo que Jordi hizo el año anterior. Es allí donde está la entrada a esta magnífica cavidad.
 SJCM0004.mp4.Imagen fija001

    El viernes día 20 metimos todo el material a pie del S1. Gracias a la ayuda de un montón de gente que siempre está dispuesta, preparamos los equipos y lo dejamos todo listo para la inmersión del día siguiente. La visibilidad en el S1 y el S2 se vuelve muy mala con el paso de los buceadores, así que lo mejor era hacer todas las inmersiones en un solo día. Tendríamos una única oportunidad. El nivel estaba un metro por encima del nivel de estiaje y la visibilidad parecía buena.
 
SJCM0009.mp4.Imagen fija001

    Guaica y Carles, en circuito abierto, entrarían primero y nos pasarían las botellas y petates en la B1. Los cuatro nos juntaríamos en la B2 tras atravesar el S2 y Carmelo y yo entraríamos al S3 para llegar a la B3, escalar el pozo de salida y explorar más allá. Teníamos que bucear esta vez con el material de progresión vertical ya colocado, porque la salida del S3 es un pozo sin posibilidad de hacer pie.
 
SJCM0010.mp4.Imagen fija001

    Dos scooters Divertugs, botes estancos con material de topo y seguridad, botellas de emergencia, petates con material de escalada y progresión en cavidad aérea, rebreathers y bibotellas, tendríamos que pasarlos de uno a otro sifón como ya hemos hecho otras veces aquí.
 
SJCM0009.mp4.Imagen fija001

    El sábado 21, entramos a la cueva a las 7:30 y nos equipamos para comenzar. Enseguida llegó el primer contratiempo, me entraba agua en el traje seco. Desmontamos la válvula de hinchado, dimos la vuelta a la junta y pudimos comenzar.
 
DSC03126
 
    La visibilidad era buena en el S1, Carles y Guaica lo habían resuelto muy bien. Poco a poco y según lo previsto, llegamos los cuatro a la segunda burbuja. Allí estarían un montón de horas de espera los dos buceadores de apoyo. Ratos de charla, infusiones y más infusiones hasta que saliéramos.
    Tras descolgar todo en el pozo de entrada del S3 y equiparnos de nuevo, comenzamos la tercera inmersión. Otra vez problemas, esta vez con la cámara de vídeo que a partir de aquí ya no se quiso encender. Colocamos las botellas de -6m y las de -21m que nos garantizaban una salida en circuito abierto y nos lanzamos a ese maravilloso sifón que es el S3. Tras los primeros cien metros tuve que apretar el acelerador a tope. De nuevo, me entraba agua en el traje y cada minuto que pasara, supondría un tiempo extra en la deco que me haría pasar bastante penuria.
    El caso es que, tras pasar el S3 y remontar la cuerda de Jordi, izamos el rebreather de Carmelo para continuar la exploración. Pensábamos que iba a ser por galería seca, pero no, el hilo de Jordi se perdía en un cuarto sifón, el S4.
    Ahora, era yo el buzo de apoyo que veía cómo Carmelo desaparecía en el S4. Pasó un buen rato hasta que volvió y me dio tiempo de calentarme a base de infusiones, escurrir mi ropa mojada y fabricar una nueva junta para la válvula de hinchado de mi traje. Cuando volvió me contó todo esto emocionado:
El S4 tiene una longitud de 27m. Tiene forma de cuña, la parte baja y estrecha orienta al N y es donde se concentran los depósitos de arena y la parte alta con bloques al sur. 
El comienzo del sifón baja rápido a los -2 m, enseguida llega una restricción con el fondo de arena donde hay que arrastrarse para pasar. Se mantiene la profundidad hasta el final y la salida es vertical.
La salida es un espacio reducido de metro y medio en dirección N-S y de 4 m en dirección E-O.
No hay anclajes para dejar el equipo. He dejado colocada una goma en una pequeña laja en la parte Oeste a -0.5m, para poder colgar el equipo.
El final del hilo de Jordi está cuatro metros antes de que acabe el sifón.
La visibilidad se reduce bastante al pasar.
La burbuja 4 es una galería de 25m de longitud con un perfil de “u” invertida y sección romboide. Tiene 16 m de altura y hay que escalar seis metros para poder progresar horizontalmente en la parte alta. Su anchura es entre 1.5m y 4m, cerrándose en forma de cuña en el techo y parte Oeste. Los seis metros del pozo de acceso se pueden escalar gracias a unas lajas que hay en el lado Este y que permiten alcanzar el tramo horizontal. En este tramo, se abre una grieta progresivamente, desfondando la galería. Al fondo se ve el agua que da acceso al S5. Imposible descender sin la instalación previa de un pasamanos y equipar el pozo de bajada. He dejado el hilo atado en el tramo horizontal en el punto 1025m. y tengo todos los datos para sacar la topo.
    Tras hablar un rato los dos, comer un risotto más malo que el veneno y beber caliente seguimos con la conversación:
Para continuar en el S5, sería necesario hacer dos instalaciones verticales de unos ocho metros para salir del S4 y entrar al S5, y montar un pasamanos de unos 18m para asegurarse en el tramo horizontal. Con polipastos y una tirolina, podríamos pasar el equipo hasta el S5. 
¿Eli, qué te parece si le llamamos a la B4 la burbuja Jordi Mateo?. Perfecto, Jordi estaría encantado.
Uf, qué difícil se nos pone el Forat de l´Or!
    El caso es que teníamos otras cosas en qué pensar ahora. Nos quedaban tres sifones para salir de ahí. Tres inmersiones más donde no había que perder la concentración para no cometer errores. Volvimos a rehacer los petates y botes estancos, descolgamos el equipo de Carmelo al S3 y llegamos hasta el nidito de amor de Guaica y Carles, tras hacer la deco correspondiente y recuperar todas las botellas de deco. Las buenas noticias sobre lo explorado y algo de bebida caliente hicieron la estancia muy agradable.
    Siguiendo la misma estrategia de apoyo que a la ida, atravesamos los cuatro el S2 y el S1. Ahora sí, las inmersiones habían terminado. Allí estaba todo el equipo exterior para ayudarnos a sacar todo del agua, darnos calor y compartir el éxito de la exploración.
    No teníamos fuerzas ni ganas, así que dejamos todo el material dentro para sacarlo tranquilamente al día siguiente. Eran las diez de la noche, casi quince horas dentro y sólo pensábamos en sentarnos todos a cenar y dormir un poco.
    Contentos, muy contentos de haber ido un poco más lejos; un nuevo sifón, el S4 y una nueva burbuja, la B4, burbuja Jordi Mateo. El Forat de l´Or se pone cada vez más difícil, pero por eso nos gusta tanto explorar. Así que toca descansar, reflexionar y contratar una tarifa telefónica mejor para la próxima vez.
DATOS DE LA EXPLORACIÓN
Material de buceo utilizado:
Equipo de punta: 2 scooters Divertug, rebreathers Kiss Classic, 1x7l O2, 2xS080 Nx50, 3xS080 Tx15/55, 2xS080 Tx21/35.
Equipo de apoyo en S1-S2: 2x bibo 2x12l aire, 2xS080 aire
Horarios:
Entrada cueva 7:30 Fin cueva 22:00
Entrada al agua S1 = 8:22 h tiempo 8:30” Retorno 20:43  Fin agua 20:54
S2 = 9:54 h tiempo 19:20” Retorno 19:58
S3 = 11:22 h tiempo 46:10” Retorno 17:39
S4 = 13:23 H tiempo 3:50” Retorno 14:54.-
Integrantes:
Jordi Yherla (GEB): responsable actividad subacuática
Josep Moldes (GEB): responsable actividad aérea
Jordi Pascual (SAM), Oscar Tintoré (SAM), Josep Miró (SAM), Jordi Subarroca (SAM), Josep María Molgó (GELL),Ferrán MarquésJulià González (GEB), Xavier Soler (GEB), Joel Borrazás (GEB): soporte cavidad aérea
Guaica ArmisenCarles RamonedaCarmelo Ojuel (Otxola), Eliseo Belzunce (Otxola): buceadores
Agradecimientos:
A Jordi Yherla por su interés, sus informaciones y su compañía.
A todo el equipo de apoyo en la cavidad aérea por su participación incondicional.
A todos los clubs que han participado.
A Divertug (Juan Navas) por prestarnos sus scooters sin los que sería imposible ir tan lejos
Pedir perdón una vez más, por no haber sido capaces de filmar ni fotografiar el tramo explorado.
 
Eliseo Belzunce, 1 de Abril de 2015

11 abr. 2015

OTXABIDE

    Siempre nos quedan cosas en el tintero y Otxabide era una de estas. 15 años después de la última visita por Otxola, por fín volvemos a poner fecha para hacer un poco de turismo en esta impresionante sima, o mejor dicho sistema ya que desde que comenzaron sus exploraciones por la década de los 60, este complejo de galerías no ha dejado de crecer. En los últimos años gracias a la incansable labor del GAES este sistema tiene 3 bocas y más de 30 kilómetros explorados.


    Nos vamos el viernes de semana Santa desde Iruñea hasta Areatza, donde por una carretera que sale enfrente de la iglesia subimos 9 kilómetros por una estrecha pista hormigonada hasta el aparcamiento de Pagomakurre (señalizado). De aquí sale un sendero que se dirige hacia unos merenderos y se va internando por el bosque para ir acercándonos en diagonal hacia las peñas. Tras 25 minutos andando llegamos debajo de la boca de entrada. Esta se encuentra colgada y una cuerda fija nos ayuda a subir hasta la cueva.
 
COORDENADAS UTM DATUM ETRS89: 30T  X-515427 Y-4769468 Z-999

Cabecera pozo de 72m

    Superada la entrada, en la segunda bifurcación cogemos a la izquierda, para ascender por una gatera que comunica con una sala donde en la parte alta se encuentra el primer pozo de unos 45 metros. Esta vez instalan la cueva las chicas, Zio el primer pozo y Zuriñe el siguiente.

Campamento

    La instalación está equipada con argollas Inox lo que facilita mucho la labor. Tras la cabecera del primer pozo se instala un desvío a los 3 metros que nos deja en el siguiente fraccionamiento. Después de este usaremos otro desvío en la pared opuesta y 3 metros más abajo un parabolt nos fraccionará el pozo para hacer la subida más cómoda. Llegamos al borde de un gran bloque donde otro fraccionamiento nos dejará en la cabecera del siguiente pozo.

    Instalamos un largo pasamanos para llegar a la cabecera del pozo de 72 metros. El primer fraccionamiento esta a pocos metros. La siguiente tirada es más larga y aérea, todavía instalaremos 3 fraccionamientos más y un desvío que facilitan enormemente la subida.
 
Sifón

    Una vez abajo llegamos a las gigantescas salas. Efectuamos un destrepe de 7 metros y accedemos a una cómoda galería descendente que parece la galería del metro. Pronto llegamos al antiguo Vivac donde una gran inscripción recuerda aquellas exploraciones. De aquí seguimos descendiendo hasta llegar al río y su sifón a la cota -228m.


    La subida la hacemos en dirección opuesta para cerrar un bucle que llega de nuevo al campamento. Visitamos algunas galerías más hasta que volvemos a salir al exterior después de 8 horas. El sol a dado paso a la niebla así que bajamos al pueblo a reponer fuerzas tras esta jornada de 100% disfrute. Pedazo Galerías!!!!!!

Participantes: Oskar, Zio, Sergio M, Zuriñe, David y Jotas
Texto y Fotografías: Jotas

1 abr. 2015

EGAR


    Las cuevas de Egar están localizadas sobre el escarpe rocoso situado junto al nacedero del Larraun. Nos acercamos desde la localidad de Iribas por la pista que sale hacia el sur en dirección hacia la regata de Ertzilla, atravesaremos el canal y remontaremos por buena pista hasta la zona de Oiartzabal. Aquí entramos a la izquierda de la pista y divisaremos la borda de Ear, nosotros seguiremos rumbo sur ascendiendo hasta dar con una gran dolina donde se sitúa la primera entrada.
 
ENTRADAS A LAS CUEVAS DE EGAR I y II


   Son dos cavidades separadas entre si por unos setenta metros (Datum ETRS89 30 T 589.347 – 4.758.416 – 765 y la segunda 589.318 – 4.758.354 – 779), en la zona las denominan también como “cuevas de Lecumberri”. Las entradas de ambas no son excesivamente grandes pero tienen un cómodo acceso, así que son el tipo de cuevas para llevar a los niños e iniciarlos en el mundo subterráneo.
 

    Se desciende por una pequeña rampa inclinada para dar a una amplia sala llena de formaciones como estalactitas, banderas, gours… que por desgracia se encuentran muy deterioradas por la gente que las visita. Llama la atención la cantidad de escritos hechos a lápiz sobre las formaciones en la parte final de la cavidad; algunos de ellos de hace 100 años. Una mala práctica ya que hay que intentar no dejar huella en este delicado lugar. Es curioso ver la cantidad de raíces que penetran por la roca procedente de los árboles del exterior. En las dos cuevas suelen hibernar numerosos murciélagos así que intentaremos no molestarlos en la medida de lo posible.
 

Texto: Luís Marín
Fotografías: José Javier Ruiz, Luís Marín