14 ene. 2015

CUEVA DEL GARCES - BUCEO DEL SIFON (ORDESA)


EXPLORACIÓN DE LA SIMA DE GARCÉS ( parque nacional de Ordesa y monte Perdido)




Fechas: 11 y 12 de Septiermbre de 2014

Participantes: Jose Moldes (GEB), Enric (GEB), Zuriñe Fernández (Otxola), Silvia Martínez de Olcoz (Otxola), Javier Palacio, Josi Olave (Otxola), Eliseo Belzunce (Otxola).



El día 11 a las 8:00, tomamos el autobús en Torla para subir a la Pradera. Allí nos esperaban los guardas para acercarnos en vehículo hasta las Gradas de Soaso. Una hora y cuarto después llegamos a la boca de la Cueva.

A las 13:00, Josi y yo entramos al sifón que ya exploró Jordi Yherla el año anterior. El nivel del agua estaba 1,5 metros por debajo del año anterior y la visibilidad era bastante mala. El hilo estaba cortado por las crecidas en un par de puntos, lo que nos obligó a reinstalar la parte final.







Al otro lado, ya en superficie, hay un aporte que baja lateralmente por un pozo de diez metros. El lugar es bastante cómodo y es fácil desequiparse.

Escalamos el pozo y tras progresar unos metros sobre el cauce del río, iniciamos la remontada del río.

Más adelante, una nueva escalada de cinco metros y un ascenso por una zona de bloques nos llevó a una galería menos activa de varios cientos de metros con varios aportes laterales y buenas posibilidades de progresión, tanto hacia arriba como hacia abajo. De nuevo bajamos al río y fuimos remontándolo atravesando varias pozas donde tuvimos que nadar.

Una nueva escalada más difícil que las dos anteriores, nos llevó a la cabecera de un pozo de doce metros y desde ahí seguimos remontando el río unos cuatrocientos metros hasta un nuevo sifón y algunas gateras laterales que habría que mirar.

Eran las 15:00, habíamos recorrido más de mil metros de galería y comenzamos el retorno tras comer un par de barritas.

El clino se había inundado en el sifón y no pudimos hacer una buena topo. Pero volvimos tomando rumbos y distancias unos 450 metros, hasta que nos dimos cuenta que la hora límite marcada para salir al exterior se nos echaba encima. Abandonamos la topografía y aunque un par de veces nos costó encontrar el camino de retorno, pudimos salir del sifón puntualmente a las 17:30, tal y como habíamos quedado con el resto del equipo.

Dejamos equipados los dos primeros pozos con cuerda fija en anclajes naturales, aunque con la gran cantidad de agua que cae en el primer pozo es muy posible que la cuerda se rompa de año en año.

Alegría a montones al salir con las buenas noticias. La espera fuera, el porteo, etc, mereció la pena.

Durante el tiempo que pasamos dentro, los demás hicieron la topo de la parte aérea anterior al sifón. Cenamos y, unos en tienda, otros en hamacas y otros en el suelo pasamos una buena noche.
A la mañana siguiente, desayunamos rápido, desmontamos el campamento, rehicimos las mochilas y bajamos de nuevo a las Gradas para esperar a que los guardas nos bajasen los petates. Un buen almuerzo en La Pradera y nos fuimos para casa tras hacernos la foto de rigor.




Vídeo resumen de la exploración.

 
Fdo: Eliseo Belzunce
17 de Septiembre de 2014


6 ene. 2015

BARRANCO DE XOXO O CASCADAS DE JASULE


    Coincidiendo con la festividad de la comunidad foral, vamos a realizar una visita a las cascadas de Jasule ubicadas en el municipio de Ezcaroz del Valle de Salazar. En concreto estos saltos de agua se sitúan en la parte este de la población, en el interior de un barranco conocido con el nombre de “Xoxo”.
  

    El acceso lo realizaremos siguiendo el sendero local NA-62 identificado con unas marcas verdes y blancas; partiendo por el lado izquierdo del cementerio del pueblo. En pocos metros salimos a una pista de gravilla que asciende hasta la cota 830 donde hace un giro de 180º, en este lugar accederemos al cauce. Durante la subida se pueden ver varias entradas acondicionadas para observar las cascadas, así como varios miradores orientados al cauce.
 
 


    Entramos por una pequeña presa que se destrepa por la derecha y alcanzamos el primer rápel de 10 metros. Desafortunadamente para la fecha que es no cuenta con mucho caudal y encima la orientación ahora no es propicia para que dé el sol, así que disfrutaremos menos. Avanzamos por el cauce, superamos un resalte de 3 metros y llegamos a un pequeño puente de madera. En este lugar habrá que montar un pasamanos de 5 metros que da acceso a la cabecera de otro rápel de 10 metros.

  


    Seguimos por el agua para llegar a la última cascada tumbada que tiene un escalón intermedio. Este rápel lo montaremos desde una pared en nuestro lado derecho orográfico. El retorno lo haremos saliendo por el cauce hasta la pista, cogemos el lado derecho de ésta y nos dejará nuevamente en el punto de partida. Descenso corto, pero apropiado para realizar un día festivo por la mañana antes de echar el vermouth.

  


Descenso el 03-12-2014 por el G.E. OTXOLA E.T.

Texto: Luís Marín
Fotografías: José Javier Ruiz, Javier Torres y Luís Marín