22 dic. 2015

FLUMINEDDU

    Después de 48 horas de unas intensas lluvias y con el suelo saturado de agua nos decidimos a entrar al descenso del flumineddu. Nos sorprende lo rápido que ha descendido el nivel del agua. Lo encontramos desde su inicio completamente seco.




    Para muestra la foto del cauce que deberemos de pasar con nuestros vehículos para llegar a la cabecera del barranco (paso obligado por el lecho del río que deberemos hacer completamente seco). El puente de los 3 tubos ya sufrió anteriormente la fuerza de las riadas dejándolo inservible.


    El descenso se realiza en una magnífica, bella, grandiosa, estética, toda la gama de adjetivos que queráis añadirle a esta garganta que concentra rincones que sorprenderán a nuestras retinas y que nos llevaremos en el recuerdo. Un cañón que no es físicamente exigente, ni tiene grandes verticales, ni requiere buena destreza en el manejo de cuerdas pero que recomendamos hacerlo si estamos en la isla de Cerdeña.


    La primera parte un poco larga, monótona y pesada debido a la caminata por cauce seco que deberemos realizar. No obstante el paisaje es excelente con altas paredes y el suelo lleno de cantos donde se denota la fuerza de arrastre del agua dejando grandes acumulaciones. Deberemos de realizar muchos pasos entre bloques y destrepes.


    La segunda parte que es la más interesante empieza después del primer rapel, aquí se acentúa el carácter encajado, nos muestra la grandeza de sus paredes altas y estrechas. Los obstáculos se suceden con más continuidad, concentrando la mayor parte de los rápeles.


    Después la gorga se abre de nuevo, aparecen las surgencias subterráneas dando un ambiente acuático al descenso hasta la confluencia con el barranco Codula D´orbisi. Las pozas están bien llenas de agua limpia y cristalina donde nos damos un merecido baño y sacamos unas fotos para el recuerdo. Es una pena lo fresquitos y aseados que nos quedamos en estas pozas y lo poco que nos va a durar, tenemos la cuesta de retorno que nos hará sudar a buen seguro.


Texto: Luís Marín
Fotografías: Luís Marín, Bomberos de Navarra

12 dic. 2015

SAN ADRIÁN

    Desde la localidad de Eulate nos dirigimos hacia el sur de la población por una pista de hormigón que a los pocos metros pasará a ser de grava. Durante el trayecto observaremos varias granjas junto a los campos de cereal que darán paso a una zona menos fértil, donde el bosque de encina y roble son los dueños. Llegamos a una vaguada, aquí confluyen varias regatas pequeñas, nosotros seguiremos por la pista descendiendo hacia el río Uiarra o también conocido como río Seco.
 

    Cruzamos el puente y ascendemos un poco hacia la ermita de San Adrián; esta se asemeja más a una borda que a la imagen de lo que tenemos de estos antiguos templos. A escasos metros de la ermita, junto al borde de la pista está situada la sima que recibe el mismo nombre. La cavidad fue objeto de estudio por el grupo I.P.V. el 27-7-1974, posteriormente se realizaron en el año 1.993 otros trabajos de cavidades en la misma zona de Lókiz por el grupo L.E.T.
 

    La entrada es una pequeña dolina situada junto al talud de la pista, bordeada de alambre para evitar la caída del ganado. Descendemos asegurados a unos modestos árboles por una abertura con forma alargada. En los primeros metros aparece una roca muy fraccionada y descompuesta que no ofrece garantías en caso de tener que montar un fraccionamiento. Enseguida se amplían sus dimensiones dando a una sala de 22x16 donde los techos quedarán a unos veinte metros de altura desde la base. Tocamos el suelo en un extremo de la sala sobre un vasto cono de derrubios que se alarga por toda la cavidad perdiendo altura gradualmente.
 

    Dentro de la sala observamos, por su orientación que la pista de tránsito exterior está soportada por el techo de la cavidad. En el cono de derrubios podemos encontrar gran cantidad de huesos de animales (caballos, vacas, jabalís, perros…) así como basura no orgánica (latas y envases…) algo asiduo en cavidades próximas a caminos. En el catálogo espeleológico de Navarra se dice que esta cavidad contiene en el interior de su sala un gran domo; pues en realidad se trata de un gran bloque desprendido del techo con una deposición-costra de calcificación por los continuos goteos. La sima tiene dos pequeñas continuaciones que se cierran a los pocos metros, la profundidad máxima alcanza los 36 metros.
 
 
Texto y fotografías: Luís Marín, Aitor Sánchez

1 dic. 2015

FOZ DE LA CANAL

    Nos acercamos a la zona del río Cinca antes de llegar a Bielsa para realizar uno de los descensos clásicos de este valle. Agreste, salvaje, deportivo, rápeles de envergadura, rodeado de bosque y ante todo recomendable. Tiene una fuerte pendiente de aproximación por pista pero nosotros siempre que podemos contar con medios motorizados les sacamos partido.
 

    En este caso el Sr. Alfredo nos hace la aproximación con su antiguo vehículo, llega a sitios que los todoterreno de alta gama nuevos no pueden acceder sin una preparación previa. Evitado el pesado porteo y sudatina nos disponemos con todo el material para afrontar la actividad del día. Para las ocho y media ya estamos en el cauce, que privilegio, seremos los primeros de la jornada.
 

    Se inicia por una serie de rampas algo resbaladizas, varios resaltes y pequeñas marmitas que anteceden a una gran vertical de 70 metros aproximadamente. Continuamos por una zona de barranco menos vistosa y deportiva, donde la vegetación es el principal inconveniente ya que la tenemos que ir sorteando continuamente.
 

    Nuevamente entramos en un ambiente más deportivo donde los rápeles se van sucediendo, algunos de bella ejecución. Destacan las dos últimas verticales separadas por un gran bloque, característico de los cañones que han sufrido desprendimientos. Concluido el descenso, recogemos el material y nos iremos a degustar los platos típicos de la zona para reponer las calorías perdidas.
 

Descendido por: Teresa, Amaya, Aitor y Luis
Texto y fotografía: Luís Marín

12 nov. 2015

ORDICETO

    El barranco de Ordiceto es sin duda una pequeña joya excavada en granito del valle de Bielsa. La gorga labrada durante cientos de años ha dado lugar a pequeños rincones de gran belleza. Con una extensa cuenca hidrográfica tendremos que tener en cuenta su caudal, posible deshielo repentino por elevadas temperaturas o las abundantes tormentas en verano.
 

    El caudal puede limitar nuestro descenso siendo la época recomendable en verano y otoño. Este descenso alterna zonas abiertas de bosque con grandes bloques, zonas encauzadas, sombrías,… en definitiva un barranco acuático, entretenido, con rápeles pequeños y que nos habría gustado que tuviese más continuidad.
 

    La imagen que todos hemos visto multitud de veces en la portada de una guía, de las que se han editado de barrancos ya no lo encontraremos con la misma estética. La estrecha canal donde se encauzaba el agua y que servía de soporte del tronco, hace tiempo que recibió una crecida obligando a este a desplazarse unos centímetros más abajo restándole dificultad al rapel.
 

    El canal de captación de las aguas que van a la hidroeléctrica nos sirve para sacar una fotografía inusual en un barranco. En este punto no abandonaremos el cauce sino que seguiremos descendiendo un par de rápeles más hasta llegar a coger por la derecha el sendero de retorno.

   
Texto y Fotografías: Luís Marín

2 nov. 2015

PICO ARTICALENA


    La vía ferrata del Pico Articalena se sitúa en el Valle de Echo, junto a la Selva de Oza. Deberemos adentrarnos por el desfiladero que ha surcado las aguas el río Aragón Subordán hasta el kilómetro 14,500 donde encontraremos una amplia explanada para dejar el vehículo. Junto al aparcamiento existen unas señales indicadoras de la dirección a tomar para llegar al inicio de la vía y nada más cruzar el puente sobre el Aragón tenemos un panel explicativo con las dificultades y consejos que deberemos de tener en cuenta.


    La ferrata está sectorizada en cuatro tramos, de mayor a menor dificultad conforme nos vayamos acercando a la cumbre. El primer tramo es el más vertical de todos con buenos peldaños alternado con presas naturales. Al final del mismo existe un cable-guía por la derecha para poder abandonar retornando hasta el aparcamiento. El segundo es semivertical con presas de roca natural y algún peldaño. El tercer tramo también semivertical tiene agarres naturales y pies de elefante a modo de pasamanos. El cuarto tramo cuenta con escasos metros equipados debido a su baja dificultad y varios hitos que deberemos seguir hasta la cumbre.


    En definitiva y resumiendo, la vía de 240 metros de desnivel y 370 metros de recorrido en roca caliza está bien equipada cumpliendo los requisitos de seguridad. Resulta ideal para iniciarse en este deporte o para personas con poca experiencia en la montaña. Para los experimentados en escalada o habituados a los pasos de dificultad tiene un nivel un poco flojo sobre todo a partir del primer tramo; lo que en el argot montañero diríamos “una cuesta de vacas”. No obstante lo gratificante de esta actividad es el entorno, las vistas que tenemos desde la parte alta y el compartir un día de deporte con los amigos. El rango de dificultad a nuestro juicio entre la graduación Hüsler K1-K6 sería de un K2 ya que la parte media y final le restan bastantes puntos.


 Texto y fotografía: Luís Marín

19 oct. 2015

Práctica Espeleosocorro Navarro

El pasado 3 de Octubre, participamos en una practica organizada por el Grupo de Espeleosocorro de la Federación Navarra de Espeleología. Un total de 21 personas nos dimos cita en el barranco de Barzolos en Biguezal.


Esta vez la práctica fue en exterior y el objetivo era recordar las manobras básicas de espeleosocorro, para lo cual se montó un circuito con diferentes dificultades con el objetivo de que la gente menos habituada se entrenase. Se organizaron 4 equipos en los que se practicaron los contrapesos, frenos de carga, tirolinas.... y se aprovecho para que la gente formara parte de los puestos menos habituales para ellos.

También se explico el funcionamiento del Puesto de Control (alerta SOS, protocolo de movilización, fichas participantes, responsable material, jefes de equipo....)

Tras la práctica se procedió a una prueba de comunicaciones, usando los dos métodos existentes. Hilo telefónico y sistema Tedra.

Hubo un gran ambiente en el que todos refrescamos las maniobras e incluso algunos participaron por primera vez en un día espectacular de otoño.

5 oct. 2015

BADDE PENTUMAS


    Este descenso situado en la isla de Cerdeña se realiza habitualmente seco, en un entorno grandioso de roca caliza que nos recuerda mucho a la Sierra de Guara. Es uno de los clásicos del valle de Lanaitho junto con los descensos de Badde Piras, Codula Bidighinzu, Su Codulone y Badde Doronné. Para el acceso partiremos desde el refugio que se ubica junto a la Grotta Sa Oche, pasaremos por unas ruinas arqueológicas (Sa Sedda E Sos Carros) y por un fuerte lapiaz nos acercaremos a la parte alta del valle para buscar el inicio del Badde Pentumas.
 

    En este descenso predominan los rápeles pequeños ya que no se superan en ningún momento los 30 metros de longitud, concentrando el mayor número de dificultades en su parte intermedia. Se inicia en la unión de dos afluentes que nos asoma a una ventana con vistas panorámicas a un vasto circo de roca. Ejecutamos un pasamanos de 6 metros seguido de dos rápeles encadenados de 22 y 13 metros, a continuación andamos un poco por una zona más abierta y nuevamente nos introducimos en un pasaje con paredes más altas y estrechas.
 

    Continuamos progresando con una sucesión de pequeños rápeles (19, 15, 13, 15, 5, 14, 25, 15, 18 y 14 metros) alternando entre ellos con destrepes y cortos tramos de progresión donde la circulación del agua y los goteos hacen su presencia en pequeñas cantidades.
 

    Alguna pequeña cueva y rápeles estéticos adornan este descenso para llegar a una zona plana donde nos encontramos un gran circo de roca que hace que miremos atónitos sus grandes dimensiones, sus colores, estratos, balcones…
En este idílico lugar se puede optar por quedarnos a realizar una vía ferrata bien equipada o terminar de salir por el cauce con varios destrepes y un rapel de 8 metros hasta dar con la pista que nos llevará al punto de retorno.
 

Texto: Luís Marín
Fotografía: Luís Marín, J.J. Zubicoa y Bomberos de Navarra

23 sept. 2015

LEZETA

    La cueva de Lezeta es uno de los yacimientos arqueológicos de ocupación más importantes de la Comarca de Pamplona. Estuvo habitada por cazadores en la última parte del Paleolítico Superior. Su buena situación y orientación fue un enclave primordial ya que desde la boca controlaban el paso estratégico de manadas de animales desde lo que hoy es el Carrascal hasta Pamplona. Está situada a 726 metros de altitud y a escasos 200 metros de la vasta cantera de Alaiz, perfectamente visible desde la carretera nacional.
 
 
    La Institución Príncipe de Viana la visitó en el año 1964 para realizar un estudio y la incorporó al catálogo espeleológico de Navarra. Posteriormente en el año 1973 se realiza un detallado estudio del yacimiento encontrando diversos útiles de silex, alguno de gran relevancia. Es una cueva o abrigo rocoso de forma arqueada con varios bloques de gran tamaño en su parte más externa. Tiene unas dimensiones de 30x15x8 y a día de hoy es empleada como mini-bulder por varios escaladores.

 
Texto: Luís Marín
Fotografía: Javier Torres

4 sept. 2015

VALLA, DE LA


    Desde la carretera de Estella-Olazagutía tomamos en el Balcón de Pilatos la pista que va dándole toda la vuelta al circo, una vez sobrepasado nos adentraremos en la primera bifurcación que encontremos por la izquierda. Esta pista coge dirección hacia Bardoitza y no deberemos abandonarla hasta llegar a nuestro objetivo. En pocos minutos desde el majestuoso circo sobrepasaremos la denominada “valla del rey”, un muro de piedras a modo de frontera que delimita dentro del Parque de Urbasa los límites municipales de las Améscoas.
 

    Llegamos a un gran raso denominado Zelaizarana donde es fácil identificar la Sima de la Valla o de Pablo como recogen algunas cartografías, ya que se encuentra rodeada de un visible muro perimetral. Su boca es de modestas dimensiones y junto a ella crece en el interior un pequeño arbolito que nos incomoda un poco el acceso. La bajada es limpia hasta tocar el suelo en un pequeño cono de derrubios. La sima esta constituida por una diaclasa a ambos lados de la vertical que desciende en rampa unos pocos metros más. Durante el corto descenso percibimos que el aire estaba viciado y nuestra sorpresa fue encontrar en su fondo otro oculto basurero dentro del subsuelo.
 

    No entendemos como a los espeleólogos nos incomodan tramitando permisos y autorizaciones para ejercer nuestro hobby siendo los más respetuosos en las visitas a cuevas dentro del parque. Sin embargo los ganaderos y propietarios de bordas aquí campan a sus anchas circulando con sus todoterreno por todas las pistas y tirando la basura donde les viene en gana; a estos hay que sumar los excursionistas que transitan por la zona y que debido a la proximidad del camino algo también arrojarán.


“Menos mal que el grueso paquete de roca caliza hace de filtro de las aguas; porque es bonito ver el nacimiento del río Urederra con sus aguas puras, cristalinas y no pensar en lo que hemos observado ahí arriba ante el desconocimiento de la mayoría de los mortales”.
 
Texto y fotografías: Luís Marín

25 ago. 2015

CODULA FIULI

    El cañón es uno de los atractivos turísticos de Cala Gonone junto con el descenso de la Poltrona y la cueva Blue Marine. Es un barranco de carácter seco y adecuado para la iniciación con una parte central calcárea bien encajada y de interés.

 
    El acceso lo realizamos desde Cala Gonone subiendo el puerto hacia el túnel que comunica con Dorgali, en el lado izquierdo una señal nos indica la dirección hacia un sitio arqueológico llamado Nurague Mannu. Después de 4,5 kilómetros la carretera da paso a un cruce de pistas; coger la de la izquierda que lleva a Codula Fiuli donde estacionaremos el vehículo en una curva. Para el segundo vehículo partimos de Cala Gonone por la costa en dirección sur hasta Cala Fiuli playa, aquí finaliza la carretera y es donde estacionaremos.


    Después de un rato de marcha llegamos a los dos primeros rápeles de poca envergadura, continuamos nuevamente andando por el cauce y realizamos algún destrepe.
Nos vamos acercando a la zona encajada del descenso y es sin duda lo mejor de este recorrido. De no ser por este tramo que nos ha parecido maravilloso consideramos que no merecería la pena realizarlo. Un pasamanos nos acerca a la cabecera de un rápel de 21 metros tocando suelo en una curva abovedada. Continuamos con un destrepe y alcanzamos nuevamente otro rápel, este de 16 metros. Pasamos por debajo de un bloque empotrado y salimos por un pasillo de la zona encajada.


    Un rápel de siete metros antecede a una larga marcha con abundancia de vegetación en el cauce. Aprovechamos esta zona para observar numerosas cuevas, altas paredes...
Llegamos a la proximidad del mar pasando por las vías de escalada y nos acercamos a refrescarnos un poco ante la falta de agua que hemos padecido. Retornamos por las escaleras hasta el aparcamiento.


Texto: Luís Marín
Fotografía: Luís Marín, José Javier Ruiz y Bomberos de Navarra

12 ago. 2015

AVANCE EXPLORACIÓN GARCÉS 2015




Presentamos un pequeño avance calentito calentito de las exploraciones llevadas a cabo del 1 al 6 de agosto en la cueva del Garcés en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. En esta campaña, organizada por el Grupo Espeleológico Otxola y el Grupo Espeleológico Badalona, han participado 22 personas  (7 espeleólogos- buceadores y 14 porteadores y apoyo exterior). Agradecer a todos su apoyo y también al Parque Nacional por permitir esta exploración y colaborar en todo momento en la consecución de este proyecto (gracias a los guardas y vigilantes por el apoyo en los porteos).












La cueva del Garcés presentaba 425m de desarrollo conocido, hasta un sifón que impedía el paso por medios convencionales. En los dos últimos años se había conseguido pasar el sifón, pero quedaba la labor de obtener una topografía detallada al otro lado. Se decide hacer una campaña exprés debido a las dificultades de la exploración, intentando exprimir el tiempo al otro lado del sifón priorizando la topografía de la cavidad.


En la propia cueva se realiza el campamento

Se realiza un porteo previo de material el día 28 de julio. Ese día se comprueba que las condiciones de visibilidad y caudal del sifón son óptimas. Pero el día 30 y 31 de Julio, unas fuertes precipitaciones cambian por completo las condiciones. Caen en la zona unos 100 litros provocando una subida muy fuerte en los caudales de los ríos. Por suerte, toda la noche anterior no llueve lo que permite que el caudal baje rápidamente. A pesar de la nula visibilidad en el sifón, el día 1 se consigue pasar al otro lado e instalar las cuerdas de progresión para días posteriores. Hemos comprobado la rápida reacción del sistema a las lluvias y cómo, en cuanto remiten éstas, el caudal baja también rápidamente. En cualquier caso, hay que extremar las precauciones debido al importante caudal que presenta la cueva en su interior.


Eli y Oskar en la primera imersión
En los días siguientes se avanza en la exploración de la cueva, hasta llegar al segundo sifón del Rio Perdido (punta de la exploración en 2014). Este se consigue cortocircuitar por un laminador lateral y nos permite avanzar hasta un tercer sifón (punta de exploración de 2015). También se avanza en un aporte lateral perpendicular a la galería principal (Rio Sadar). En la galería principal, se realizan numerosas escaladas y revisiones de galerías laterales que en la mayoría de los casos nos devuelven metros más adelante a la galería principal.

Piso superior de grandes dimensiones y su característico techo liso

Zona encañonada tras el sifón Silvia (Sifón 1)

Final del piso superior
Se topografían más de 1500 metros de galerías nuevas que suman un total de algo más de 2000 metros a la cueva del Garcés y dan  97 metros de desnivel positivo (69 desde la boca de entrada). La galería sigue una dirección norte (NNE en un comienzo, rolando muy claramente a ONO en la parte final). Podemos decir que nos encontramos a unos 200 metros de distancia al refugio de Goriz.

Planta Garcés. La zona negra corresponde a la cueva conocida, la azul al sifón Silvia y la roja a la exploración 2015

Topografiando con Topodroid en el curso activo

En verde la cueva sobre la cartografía. El tercer sifón se queda a unos 200 metros de Goriz

 
En estos momentos, la cueva se acerca mucho al sistema de la Tartracina y si se confirma la tendencia Oeste de la cueva, es muy probable que también nos dirijamos hacia varios sumideros de la zona, como la sima S60.
Pozo remontante en la Gran Cascada

Josi progresa por el caudaloso río Perdido

 
En esta exploración, también se ha realizado un estudio Geológico in situ de la cavidad por Luis Moya (Sección espeleología Gorosti) y se ha intentado reflejar la morfología de la cavidad con la realización de numerosas fotografías.
Las zonas de cascadas y saltos de agua se intercalan con profundas badinas. La fuerza del agua en algunas zonas es importante
 

 
Las condiciones de la exploración son muy duras debido a las frías aguas de la cueva (4ºC). La inmersión en el sifón y el tener que estar dentro de la cueva con el neopreno debido a las numerosas badinas, hacen perder rápidamente la temperatura corporal. La sima se desarrolla a partir del sifón por un curso activo que se abandona pronto para progresar por un cómodo y amplio piso superior (sin agua, aunque se aprecia el rio a través de varias bajadas). Tras varios centenares de metros, la cavidad vuelve a progresar por el cauce del río siendo ésta la parte más espectacular de la cueva. El río salva destrepes y un pozo con impetuosas y ruidosas cascadas, meandros desfondados y tubos de presión.

Zona de meandro desfondado
Para el mes de septiembre esperamos volver a la cavidad en otra exploración exprés, para intentar forzar el tercer sifón y sacar conclusiones más claras de cara a organizar futuras campañas.

 

Participantes:

ESPELEOLOGOS- BUCEADORES
PORTEADORES- APOYO
Eliseo Bezunce (Otxola)
Iñigo Barbarin
Carmelo Ojuel (Otxola)
Zuriñe Fernández (Otxola)
Josi Olabe (Otxola)
Silvia Martínez (Otxola)
David Ruiz de las Heras (Otxola)
Amaia Ulecia (Otxola)
Luis Moya (Gorosti )
Dani Oteiza
Oskar Latasa (Otxola)
Alain Okiñena (Otxola)
JJ Ruiz (Otxola)
Xabi Maiza
 
Mikel Iragui
 
Txema (GEMA)
 
Alicia Arias (Otxola)
 
Joel Borrazas (GEB)
 
Brauli Torres (GEB)
 
Elena Navarro (GEB)
 
Maite Aguerri (Otxola)
Pedro Sancho (Sabiñanigo)
 
Progresando por el río subterraneo
 
 
Texto: Jotas
 
Fotografias: Joel, Eliseo, Iñigo, Josi y Jotas